Recall y withdrawal

¿Hay una diferencia entre estos términos en inglés? ¿Cómo se traduce esta diferencia?

 

Empecemos por el alcance de recall y withdrawal

Al parecer, en inglés hay una distinción entre ambos términos. Ambos significan ‘retiro’, pero withdrawal, en algunos países, tiene un alcance específico.

En primer lugar, withdrawal puede indicar que el retiro fue realizado por la empresa alimentaria en vez de por la autoridad sanitaria. En segundo lugar, puede significar que el retiro fue por motivos no relacionados con la inocuidad (por ejemplo, la calidad). Por último, puede hacer referencia a que el producto o alimento retirado no llegó a los consumidores.

 

¿Cómo resolvemos la traducción?

En general, el término adoptado es recall, que se traduce por retiro del mercado.

En caso de ver ambos términos en el mismo texto, en traducciones de la Unión Europea he visto retirada por recall y recupero por withdrawal.

Si vemos las definiciones de la RAE, vemos que esta diferenciación en español puede funcionar, siguiendo la distinción mencionada al principio.

Retirar significa ‘apartar o separar a alguien o algo de otra persona o cosa o de un sitio’ y recuperar significa ‘volver a tomar o adquirir lo que antes se tenía’. Mientras que retirar hace referencia a sacar algo de un sitio, recuperar hace referencia a tomar algo nuevamente (en este caso, de las manos de los consumidores). Es sutil, lo sé, pero puedo comprender por qué eligieron esos dos términos para diferenciar a recall de withdrawal.

Como dato adicional, en el capítulo XXI del Código Alimentario Argentino, se menciona una nueva instancia en el proceso de retiro de alimentos, una previa a la llegada al mercado: la inmovilización. Luego, tanto lo que conocemos como recall y withdrawal se engloban en el término ‘recuperar’.

«La decisión de retirar un alimento del mercado tendrá como objetivo:

  • Inmovilizar los alimentos implicados para impedir que lleguen al consumidor.
  • Recuperar del mercado efectiva y eficientemente la mayor cantidad posible del producto de riesgo del mercado, incluso aquellos que se encuentren en poder de los consumidores si se considerase necesario».

Conclusión

Con esto, tendríamos tres términos para definir las etapas de un alimento: la inmovilización, que implica que se descubrió un defecto en el alimento y se previene su llegada al mercado; la retirada, que implica que el producto llegó al mercado, pero que aún no llegó a los consumidores; y el recupero, que implica que el producto llegó al mercado y a los consumidores, por lo que se debe notificar públicamente el defecto y pedir la devolución.

 

¿Qué les parece esta diferenciación? ¿Es útil o innecesaria? Escríbanme en la sección de Contacto o directamente sofiagalli@headwaytranslations.com para compartirme su opinión.

Si necesitan una traducción vinculada a la inocuidad y calidad de los alimentos, pueden encontrar más información sobre los servicios que ofrezco en Headway Agro (traducciones técnicas y de documentos de laboratorio) y en Headway Business (traducción de comunicaciones institucionales).

 

Referencias

Guía de la FAO/OMS para desarrollar y mejorar sistemas nacionales de retiro de alimentos (en español; definición de retiro de alimentos donde se hace la distinción entre recall y withdrawal).

Seguridad de productos: directrices del Sistema de Intercambio Rápido de Información de la UE (RAPEX) (en español; en “Acción notificada a través de RAPEX” se puede observar la distinción)

Product Safety — EU Rapid Information System (RAPEX) Guidelines (mismo archivo que el de arriba, pero en inglés; en “Action notified through RAPEX”)