Lo que sucede tras bambalinas

A mí me gusta decir que la traducción es un trabajo artesanal. Frente a la traducción automática, al estilo de Google Translate y otras aún más desarrolladas, el proceso de traducción humana es más lento y detallado, horas de investigación, capacitación y lectura. El cerebro se pone a punto para llevar adelante y combinar distintos procesos.

 

El proceso de traducción: una mezcla de factores

Lectura del original. Comprender el original es la parte más importante. Para esto, se debe conocer muy bien el idioma de partida. En Argentina, es muy común traducir del español (idioma nativo) y de una segunda lengua (inglés, francés, alemán, portugués, etc.) debido a nuestra formación universitaria. En esta etapa, el texto se analiza y se procesa para poder reformularlo correctamente en el idioma meta.

 

Investigación. Cuando un traductor se enfrenta al texto, debe cuidar muy bien la terminología que usa. El tiempo de investigación puede variar dependiendo de la dificultad y del tecnicismo del texto. Y aquí, en este mismo punto, radica la importancia de buscar un traductor especializado: no solo va a saber traducir bien los términos, debido a que tiene experiencia en ellos y conoce bien el contexto en el que se inscriben los documentos, sino que va a poder realizar la traducción en menor tiempo.

 

La traducción en sí misma. La traducción y la investigación se van hilando. Aquí lo importante es la experiencia del traductor en el tema y en la técnica de traducción misma. Va a saber ordenar las frases y darle el mismo sentido que el original. Lo importante en este punto es no cometer errores graves de sentido que cambien el mensaje.

 

Revisión de la calidad. Esta etapa del proceso es clave para detectar cualquier error que se pueda haber escapado o incoherencias en la terminología utilizada, especialmente si la traducción es larga. También sirve para evaluar la cadencia del texto final y revisar que suene natural en el idioma meta. Este punto garantiza que el mensaje se lea correctamente, con el mismo sentido que el original.

 

Conclusión

Conocer el proceso de traducción ha ayudado muchas veces a que los clientes comprendan el plazo de la entrega de la traducción, es decir, por qué toma el tiempo que toma. Espero que esta publicación haya sido de utilidad para comprender el trabajo que hacemos los traductores tras bambalinas para producir un texto profesional y de calidad.

 

Si necesitan una traducción, no duden en contactarme en la sección de Contacto o directamente por mail sofiagalli@headwaytranslations.com.